Crisis text line, prevención del suicidio por medio de inteligencia artificial

Crisis text line, prevención del suicidio por medio de inteligencia artificial

Crisis Text Line

Línea directa de prevención del suicidio que, además de ofrecer acompañamiento, apoyo emocional e intervenciones a domicilio a miles de personas que pasan por situaciones difíciles, cuenta con un algoritmo que permite a los voluntarios del servicio de identificar qué personas tienen un alto riesgo de suicidio y necesitan, por lo tanto, una intervención más urgente.

El servicio funciona de forma que la persona que se encuentra en crisis envía un mensaje diciendo “AYUDA” al número 741741, y un voluntario especializado responde de manera rápida y en tiempo real. El servicio hace todo el posible para ayudar a las personas en momentos de alteración o crisis, escuchándolas, consiguiendo tranquilizarlas, y ofreciéndole sugerencias para superar sus dificultades.


Tratándose de un servicio que recibe miles de solicitudes, decidir a quién ayudar primero en momentos de inundación de mensajes puede ser una decisión de vida o muerte. Por eso Crisis Text Line utiliza un algoritmo para identificar a las personas con alto riesgo de suicidio y poder intervenir con la máxima rapidez en estos casos.

Mediante el aprendizaje automático (machine learning), el algoritmo de inteligencia artificial analiza las palabras y los emojis que pueden indicar que una persona tiene un alto riesgo de ideación suicida o de autolesión. El sistema desarrollado se basa en el análisis de 30 millones de mensajes que el servicio ha intercambiado con los usuarios en los últimos años, y de este modo es capaz de posicionar como emergencia aquellas conversaciones con patrones de alto riesgo que necesitan ser atendidos con más urgencia. Gracias a esto, el 94% de las personas en riesgo grave e inminente de suicidio reciben una intervención en menos de 5 minutos.


Además, los datos recopilados ofrecen al servicio información muy relevante sobre la salud mental de las personas usuarias. Por ejemplo, ha concluido que el miércoles es el día de la semana que más ansiedad provoca, y que las crisis de autolesiones tienen lugar principalmente durante la madrugada.