Banco de innovaciones en acción social

SMART-UP, contadores eléctricos inteligentes para luchar contra la pobreza energética
Ecoserveis, Alpheeis SAS, National Energy Action, Projects in Motion Limited, AISFOR SRL

Contadores eléctricos inteligentes que permiten saber la energía que se está gastando en un hogar en cada momento i de esta manera poder cambiar las practicas de consumo para reducir la factura energética. Los contadores (Smart Meters) llevan incorporadas unas pequeñas pantallas domésticas (In-House) en las cuales cada hogar puede visualizar sus consumos en tiempo real.

Este sistema ha sido desarrollado en el marco de un proyecto europeo entre los años 2015 y 2018, con 5 países participantes. El proyecto también incluía la formación de los varios agentes que están en relación con usuarios vulnerables: trabajadoras sociales, instaladores, etc. Las guías de formación se pueden encontrar de forma gratuita en la página web del proyecto y se adaptan al contexto y al idioma de cada país participante. Esta formación permitía obtener los conocimientos necesarios para acompañar los usuarios en la utilización de los contadores Smart Meters, en saber interpretar los datos de consumo, y a conocer las posibles medidas a tomar para reducir el importe de las facturas energéticas.

Técnicos asesorando a una vecina sobre la utilización de los Smart Meters. Fuente: web de SMART-UP

Tipo de actividad:

Proyecto piloto

Localización:

España, Francia, Italia, Malta, Reino Unido

Colaboradores / Financiadores:

Comisión Europea (programa Horizon 2020)

Génesis:

El proyecto se inició en 2015 con el objetivo de reducir el consumo eléctrico de los hogares vulnerables que sufren pobreza energética. Hasta aquel momento se había detectado en los usuarios una falta de relación entre el consumo energético y la factura a final de mes. El proyecto nació para mostrar que ambas variables están relacionadas y que un consumo más eficiente puede suponer un importante ahorro en el gasto.

Nivel de implementación:

Ecoserveis ha coordinado el proyecto Smart-Up en el territorio español, gestionando una prueba piloto con la participación de 1870 hogares, en 60 de los cuales se instaló un monitor inteligente. El 2018 el conjunto del proyecto llegó a 23 organizaciones participantes, 530 personas formadas para proporcionar asesoría, y 4.463 hogares atendidos. En las evaluaciones finales se constató que el 80% de los hogares habían aplicado una o más medidas para disminuir la energía consumida y que el 65% habían aumentado el uso de los contadores inteligentes instalados en el marco del proyecto.

Pin It on Pinterest

Comparte