Actualidad

Fantova defiende que los Servicios Sociales necesitan la inteligencia de datos para poderse universalizar

La Federació d’Alzheimer i la Fundació Maresme, primeres entitats sòcies-col·laboradores

El martes 10 de marzo 2020 tuvo lugar la conferencia de clausura del ciclo de reflexión “Big data y Servicios Sociales”, organizada por la Fundación iSocial, a cargo de Fernando Fantova, doctor en sociología experto en Servicios Sociales y ex viceconsejero del Gobierno Vasco.

Con un aforo lleno desde muchos días antes, las cerca de 200 personas reunidas en el auditorio del Palau Macaya de Barcelona tuvieron la oportunidad de seguir la brillante disertación del sr. Fantova entorno al reto que hoy suponen el Big data y la inteligencia artificial para el sector de los Servicios Sociales. La conferencia fue presentada y moderada por Montse Cervera, presidenta de la Fundación iSocial, que introdujo el tema después de una bienvenida a cargo del sr. Josep Ollé, director del Palau Macaya; Toni Codina, director de la Fundación iSocial; Marta Aymerich, vice-rectora de la UOC; y Yolanda Lupiáñez, directora de transformación digital de la Fundación TIC Salut Social.
Con el título “Los servicios sociales ante la inteligencia de grandes cantidades de datos (big data)”, Fantova ofreció su visión, siempre aguda y clarividente, sobre el impacto que esta innovación tecnológica puede suponer para los sistemas de bienestar social. En primer lugar, según Fantova, ayudará a hacer ver que la actividad de asignación de recursos a personas con necesidades de subsistencia, que el análisis de datos puede convertir en más objetiva e, incluso, automatizar, no tiene por qué seguir siendo gestionada desde los Servicios Sociales. Y por otro, permitirá focalizar los Servicios Sociales en la otra actividad que le es más propia: asegurar cuidados y apoyos a las personas para desarrollar y complementar su autonomía para decisiones y actividades de la vida diaria en relaciones familiares y comunitarias. Y no sólo eso, sino que en este ámbito permitirá hacer más inteligentes las valoraciones propositivas de las diversas disciplinas que intervienen.

Según Fantova estos avances, que la inteligencia de datos puede impulsar, son imprescindibles ya que en caso contrario el modelo actual de Servicios Sociales es inescalable: no se podrá universalizar, si no incorpora más tecnología, al tiempo que potencia las redes comunitarias.

A continuación, Fantova desgranó con más detalle en qué aspectos el Big data puede aportar impactos prometedores para la mejora del sistema de Servicios Sociales: la aportación de evidencias que faciliten y mejoren el trabajo de los profesionales a la hora de identificar resultados, factores e intervenciones eficaces; un mejor posicionamiento, comunicación y capilaridad de la red pública en el territorio; la integración vertical de los diversos Servicios Sociales, que facilite los itinerarios de las personas; la integración horizontal con otros sistemas en función de las necesidades de las personas; y la generación de un ecosistema de conocimiento y evidencias sobre las prácticas exitosas que pueden ser escalables.

Fantova ejemplificó en los servicios públicos de atención domiciliaria lo que puede aportar en un futuro próximo la inteligencia de los datos: segmentación y geolocalización proactiva en función de indicadores de fragilidad funcional y relacional, y de factores contextuales habitacionales, urbanísticos, económicos y de servicios; flexibilización, territorialización y autogestión en los servicios; diversificación e integración de intervenciones domiciliarias, en medio abierto, en equipamientos, de teleasistencia avanzada u otros; iniciativas de integración de servicios sociales y sanitarios en los domicilios y la comunidad en diferentes situaciones y transiciones del ciclo vital; caminar hacia un continuo entre Servicios Sociales domiciliarios y no domiciliarios en un contexto de más diversidad de alternativas habitacionales; y sinergias entre la atención comunitaria y la acción comunitaria.

En definitiva, según Fantova, se trata de utilizar la tecnología, como han hecho otros sectores, para que actúe como palanca de las mejoras que el sistema de Servicios Sociales hoy necesita: avanzar en la personalización de las intervenciones, en la eficiencia económica, en la integración organizativa, en la dinámica colaborativa, en el impacto preventivo, en la legitimación social, en la calidad ética, en la gobernanza democrática y en la universalización política de los Servicios Sociales.

El ciclo de reflexión “Big Data y Servicios Sociales” se cerrará con un documento final de resumen de todo el ciclo, que la Fundación iSocial enviará a las más de 400 personas que han participado en las diversas actividades organizadas entre septiembre 2019 y marzo 2020. Por el momento, puede descargarse ya la presentación utilizada por Fernando Fantova en su conferencia.

Pin It on Pinterest

Comparte